Paro Respiratorio
 Causas:
Signos y síntomas
Obstrucción de las vías aéreas superiores.
Ausencia de respiración.
Ahogamiento.
Pérdida de conocimiento.
Inhalación de gases tóxicos.
Color morado en labios y uñas.
Intoxicaciones.
Pulso rápido y débil.
Comprensión de las vías aéreas.
Dosis excesiva de medicamentos.
Traumatismo en el tórax y/o craneoencefálico.
Shock.
Insolación o congelamiento.
Quemaduras.
Falta de oxígeno.
Ataques cardiacos.
 
     El cuerpo solo puede mantenerse por unos minutos sin oxígeno antes que todos los sistemas colapsen. Aquí entra en acción el papel del rescatador, manteniendo artificialmente con vida a la víctima, aplicando técnicas de p. auxilios.
     En este caso particular al igual que el de paro cardiorespiratorio, los pasos a seguir deben ser en forma ordenada, siguiendo una secuencia establecida.
      Primero evaluar el entorno, en busca de otros posibles riesgos que puedan poner en peligro la vida del socorrista o agravar la de la víctima.
      Hacer diagnóstico de conciencia, tomando a la víctima fuertemente por los hombros y hablarle enérgicamente, para ver si reacciona a esos estímulos.
     Hiperextender la cabeza, para abrir la vía aérea, colocando en la frente de la víctima el canto de una mano del rescatador y dos dedos de la otra en el mentón, llevando la cabeza a una hiperextesión. El mentón y el lóbulo de la oreja tienen que estar aproximadamente en una línea vertical. "Esta maniobra no es válida para lactantes hasta un año de vida", en este caso solo se llevara la cabeza a una extensión. (Esto se debe hacer si se está seguro que no hay lesión de columna).
     Practicar el M.E.S, para hacer un diagnóstico de paro respiratorio; "Miro, Escucho, Siento; con la cabeza en hiperextesión. El rescatador acerca la mejilla a la boca y nariz de la víctima, se Mira si se expande el tórax, se Escucha si se sienten ruidos respiratorios y se Siente la respiración de la víctima en la mejilla del rescatador, todo al mismo tiempo.
     Si la víctima no respira, se le debe suministrar aire en forma artificial, administrando dos insuflaciones boca a boca, con la cabeza en hiperestesión. Se pinza la nariz con dos dedos del rescatador y se sella la boca de la víctima con la boca del rescatador, insuflando aire en su interior, a la vez que se observa la expansión del tórax. En caso de lactantes con cabeza en extensión, se sella con la boca del rescatador, la boca y naríz de la víctima y debe recibir un volumen muy pequeño de aire.
     Estas dos insuflaciones sirven para mantener a la víctima oxigenada mientras se toma el pulso.
Diagnóstico de paro cardiorespiratorio
     Se toma el pulso de la víctima en el cuello, sobre la arteria carótida, con los dedos índice, mayor y anular del rescatador. Si es un lactante se toma el pulso, apoyando los dedos índice y mayor en el pliegue del codo de la víctima flexionándole el ante brazo.
     El método de respiración boca a boca o respiración artificial, tiene la ventaja de proporcionar suficiente concentración de oxígeno, para mantener bien oxigenados los pulmones de la víctima. El aire inspirado por el rescatador contiene una concentración aproximada de 21% de oxígeno, el cuerpo utiliza aproximadamente 5% de ese oxígeno, y devuelve a la atmósfera un 16%.
     "Cualquier persona medianamente entrenada puede hacer esta maniobra pues es de fácil aplicación".
     La respiración boca a boca no se recomienda en víctima politraumatizadas que presenten sangrados o secreciones en la cara, para ello existe en el mercado una mascarilla para tal efecto, con válvulas unidireccionales para insuflar aire, (solo se cambian las válvulas).
Maniobra de respiración artificial solo en caso de paro respiratorio
Adultos 8 años o más
Niños 1 a 8 años
Lactante 0 a 1 año
1 insuflación cada 5"
12 ciclos
Boca a Boca
1 insuflación cada 3"
20 ciclos
Boca a Boca
1 insuflación cada 3"
20 ciclos
Boca a Boca/Nariz

     Si se diagnostica paro respiratorio luego de practicarle el MES, hago dos insuflaciones para mantener oxigenado el cuerpo y a continuación tomo el pulso. Si lo tiene practico las 12 insuflaciones en el caso de un adulto, siempre mirando el tórax, se vuelve a practicar el MES y se toma el pulso y así hasta que la víctima respire por sí sola.
"Siempre controlar el pulso de la víctima"
Paro cardiorespiratorio

     El paro cardiorespiratorio es un síndrome clínico caracterizado por apnea (Falta de respiración), falta de pulso y pérdida de conocimiento, originado por el cese súbito del aporte de oxígeno al corazón y cerebro.

Causas
Signos y Síntomas
Paro respiratorio.
Ausencia de pulso palpable y respiración (apnea).
Ataque cardíaco.
Piel pálida, sudorosa y fría, a veces cianótica (labios y uñas).
Hipotermia (Baja temperatura corporal).
Pérdida de conocimiento.
Shock.
Pupilas dilatadas parcialmente. A los 2 o 3 minutos, la dilatación es total y no reaccionan a la luz.
Traumatismo craneoencefálico o torácico.
Electrocución.
Hemorragia severa.
Deshidratación.
Envenenamiento.
Otras.
     El paro cardiorespiratorio es una urgencia médica que anula todas las demás, excepto la hemorragia externa severa o la obstrucción de las vías aéreas, que deben ser controladas simultáneamente. A menos que se resuelva inmediatamente, el paro cardiorespiratorio es fatal, ya que el tejido cerebral comenzara a morir en un lapso de aproximadamente 7 a 8 minutos desde que la persona deja de respirar, esta muerte del tejido cerebral es irreversible.
     "El paro cardiorespiratorio es un síndrome que puede aparecer en cualquier momento y lugar, por lo tanto es imprescindible que la población en general tenga conocimientos y entrenamiento en las maniobras para este tipo de urgencias".
     
Reanimación cardiopulmonar (RCP)

     El objetivo es mantener o conservar el aporte de sangre oxigenada a todos los tejidos, especialmente al cerebro, pulmones y corazón.
     Secuencia de la RCP: (Los pasos deben realizarse en orden, siguiendo los pasos uno a uno).
     1): Realizar diagnostico de conciencia.
     2): Abrir la vía aérea: Hiper extender la cabeza.

     3): Realizar diagnóstico de paro respiratorio, (M.E.S).
     4): Realizar dos insuflaciones, (ventilación boca a boca / boca a máscara).
     5): Realizar diagnóstico de paro cardiorespiratorio: (tomar pulso carotídeo).
     6): Realizar compresiones torácicas externas.
  


      Diagnóstico de conciencia: Se deberá tomar a la persona por los hombros y estimularla auditivamente preguntándole si se encuentra bien. Si la víctima no responde, se la colocará boca arriba, (decúbito dorsal).
     Abrir la vía aérea: Tomando a la víctima con el canto de una mano en la frente y dos dedos de la otra mano en el mentón, se llevará la cabeza de la víctima a una hiperextensión asegurándose de que el mentón y el lóbulo de la oreja se encuentren aproximadamente en una línea vertical. La maniobra descripta se utiliza en adultos y niños, no siendo válida para lactantes (hasta un año de vida); en este último grupo se llevará la cabeza a una extensión.
     (Estas maniobras se realizan solamente en casos donde el auxiliador está seguro de que no existe lesión de columna).
     Diagnóstico de paro respiratorio (MES): Con la cabeza en hiper extensión, se acerca la mejilla del rescatador a la boca y nariz de la víctima. A continuación se Mira si se expande el tórax, se Escucha si existen ruidos respiratorios y se Siente la respiración de la víctima en la mejilla del rescatador.
     Administrar dos insuflaciones boca a boca: Si la víctima se encuentra en paro respiratorio, se deberá suministrar aire.
     Adultos y niños: Con la cabeza de la víctima en hiper extensión, se pinza la nariz con dos dedos y se sella la boca de la víctima con la boca del rescatador, insuflando aire en su interior a la vez que se observa la expansión del tórax.
     Lactantes: Con la cabeza de la víctima en extensión, se sella la boca y nariz de la víctima con la boca del rescatador, insuflando aire en su interior a la vez que se observa la expansión del tórax. Una vez que se nota esa expansión dejar de insuflar aire. El lactante debe recibir un volumen muy pequeño de aire.
     Estas dos insuflaciones servirán para mantener a la víctima oxigenada mientras se toma el pulso.
     Diagnóstico de paro cardiorespiratorio: Se tomará el pulso de la víctima (adulto o niño) en el cuello sobre la arteria carótida. Se deslizarán los dedos índice, mayor y anular del rescatador en la hendidura localizada al costado de la nuez de Adán de la víctima, haciendo presión con los dedos índice y anular y apoyando suavemente el dedo mayor.
     En caso de que la víctima sea un lactante, el pulso se encontrará apoyando los dedos índice y mayor del rescatador en el pliegue del codo de la víctima, flexionándole el antebrazo.
     Compresiones Torácicas Externas: En caso que la víctima no presente pulso, se deberá comprimir su pecho con la frecuencia indicada en la tabla más abajo detallada. El rescatador se arrodillará al costado de la víctima, situando a esta última sobre una superficie rígida. Con la mano del rescatador que se encuentra del lado de los pies de la víctima, se recorrerá el reborde costal hasta llegar al apéndice xifoides, o sea la punta del esternón, (localizado en el punto donde se unen los dos rebordes costales). Se pondrá el dedo mayor de una mano del rescatador sobre el apéndice xifoides, el dedo índice a continuación de este y el talón de la otra mano del rescatador al costado del dedo índice. Una vez apoyado el talón de la mano sobre el esternón se entrelazarán los dedos de las dos manos, levantando los dedos de la mano de abajo para no producir fracturas costales. El rescatador se deberá encontrar en una posición totalmente perpendicular a la víctima, y sin doblar los codos ejercerá presión sobre el pecho de la víctima usando el peso de su cuerpo, (no deberá hacer fuerza con las manos).
     El RCP se debe practicar sobre un lugar rígido, no sobre algo blando o flexible, caso de una cama.
     En el caso de bebés, para hacer compresiones torácicas, se pone el dedo índice de la mano del rescatador que da a los pies del bebé en el medio de las dos tetillas. A continuación se bajan los dedos mayor y anular levantando el índice, quedando sobre el pecho del bebé los dedos mayor y anular del rescatador. Con éstos se hacen las compresiones de a cuerdo a la tabla más abajo detallada.
     Las maniobras de RCP requieren de un entrenamiento adecuado usando maniquíes especiales, nunca compriman el tórax de una persona que tenga pulso. Sugerencia: (Realizar el curso en la Cruz Roja Argentina).
   
  


      Mediante la técnica de respiración artificial se pueden mantener oxigenados artificialmente los pulmones de la víctima, con las compresiones torácicas se logra que el corazón siga funcionando como bomba, para poder llevar sangre oxigenada a los órganos vitales.
     
Maniobra de RCP y su frecuencia
Adultos
8 años o más
Niños
1 a 8 años
Lactantes
0 a 1 año
15 compresiones por 2 insuflaciones
4 ciclos
2 manos
5 compresiones por 1 insuflación
20 ciclos
1 mano
5 compresiones por 1 insuflación
20 ciclos
2 dedos

     En el caso del adulto, los cuatros ciclos completos de compresiones más insuflaciones deben entrar en un minuto. Lo mismo con los ciclos completos de los niños y lactantes.      
     En una persona que tiene paro cardiorespiratorio, al terminar los cuatro ciclos se comprueba solo el pulso para no perder tiempo.
     Las maniobras de RCP, se deberán realizar:
      Hasta que llegue ayuda profesional o en nuestro caso, hasta llegar al centro asistencial más próximo.
      Hasta que la víctima se recupere, en cuyo caso se deberá controlar hasta obtener ayuda profesional.

      Hasta que el rescatador se encuentre exhausto o imposibilitado para continuar con las maniobras. En nuestro caso al estar aislados y alejados de los centros asistenciales, se podrá tomar la decisión de suspender la reanimación, si no se ha podido restaurar el ritmo cardiaco efectivo y las pupilas de la víctima están fijas y dilatadas, a pesar de haber realizado maniobras de RCP durante 30 minutos o más. (Protocolo aprobado por la Wilderness Medical Society, USA).
     Las maniobras de RCP se pueden hacer con dos rescatadores, uno se hace cargo de la respiración y el otro de las compresiones torácicas. El rescatador que se encuentra más cerca de la cabeza de la víctima, realizará los chequeos y deberá transmitirle al otro el estado de la víctima. Este procedimiento es más efectivo y menos cansador.
     Infarto: Es cuando no llega sangre a algún lugar del cuerpo, no quiere decir paro cardiaco, es cuando se produce una herida con un coágulo que obstruye la circulación. Se presenta con dolor en el pecho, brazo, espalda, cuello, como si fuese una presión muy grande; la piel se pone fría. Al paciente se lo debe poner en reposo, sentado no acostado.
     Pre infarto: (angina de pecho), paso previo al infarto; paso semi obstruido de la sangre. Si no se lo modifica se produce el infarto.